Confesiones de una Lolita Shopaholic

18a192a2ba9d4b9ebfaa698d160d5fe5

Descuentos, mis mejores amigos y los némesis de mi bolsillo. Soy lolita y amo comprar, ¿Qué mejor síntesis puedo dar?

Tan sólo en Facebook, existen más 15 páginas de Ventas Lolita en Inglés y Español, que se actualizan como pan caliente, vendiendo elementos exageradamente costosos, gangas de primera mano y artículos que más de uno diría ‘¿En serio alguien compraría eso?’ pero más allá de dar click o echar en la bolsa lo primero que veas hay una reflexión importante a realizar~

 

No lo podemos negar, algo que nos une como Lolitas efectivamente es tener mucha ropa para lucir, algunas prefieren la calidad a la cantidad, otras afortunadas tienen un clóset lleno de encajes que le dan mucha versatilidad a buen precio; varias veces me he preguntado cómo se consiguen buenas prendas a buen precio en cuestiones de compra.

Dejémoslo al azar.

Las compras compulsivas son un verdadero problema si no se controlan porque por supuesto que todo en exceso es malo, pero como dirían por ahí: “Me gusta tener mi dinero donde puedo verlo: Colgando en mi clóset”.

El sistema económico capitalista actual nos ha malcriado, nos ha hecho seres altamente perceptibles a todo tipo de publicidades y, ¿Cómo negarse?, bueno, todo está en el auto control y en esconder el dinero en un sitio más difícil que debajo del colchón.

Nadie escapa de las compras Lolita:

Desde las amantes del brand, hasta las más amantes del Handmade, cuando ves algo que sencillamente combinaría demasiado hermoso con tus coordinados ¡No puedes evitar tenerlo!. Aunque sigo insistiendo en la madurez personal para controlar dichos impulsos, son momentos que sencillamente no podemos negar.

Comprar calcetas de un color lindo para hacer o conseguir un dress que combine con ellas, y estar en constante cambio de accesorios, y adquisición de los mismos es una realidad de la que no podemos escapar.

En mi caso particular, teniendo sueldo de estudiante y siendo una Loli-Compradora aprendí a ahorrar lo que no tengo, lo cual ha sido gratificante porque me he retado a mi misma a llegar a niveles no pensados, aún así, gasto la mayoría (por no decir todo) de mis ahorros en accesorios, arreglos de modista, una que otra ganga en Sales o Bodyline.

¡Just Throw it in the Bag!

Normalmente en cuanto a las compras, las Lolitas tenemos un servicio mediano, algunas chicas son muy amables y envían regalos o tarjetas bonitas, otras sencillamente se encargan que todo esté en orden y el vestido llegue a su lugar. Luchamos constantemente contra el cartero y los servicios postales para que todo llegue pronto y si es posible estrenarlo con prontitud, ¡Alabados sean los Dioses del Rococó!

Por otro lado, el servicio en Japón es impecable, las tiendas tienen disponibles trabajadoras que están siempre a la ayuda con todo, desde conseguir un consejo para un buen coordinado hasta atarte los zapatos, su amabilidad es siempre la misma así no llegues a comprar nada. Si yo tuviese una tienda así, con firma incluída que sería cliente fiel, cosa que en el Lolita es fundamental.

Calidad VS Cantidad:

Bienaventuradas aquellas que logran sus metas, pues tener un clóset de buena calidad es algo que sólo se logra con el tiempo y la paciencia. Comprar por comprar vestidos y accesorios a veces demuestra el poco interés por tener elementos de buena calidad, no quiero entrar a debatir si el Brand es mejor que Handmade, pero si un clóset tiene un equilibrio dónde todo lo que posee es de buena calidad y es usado constantemente es un clóset en el que el dinero invertido definitivamente no se ha perdido.

¿Eres Shopaholic?

Este test te puede ayudar:

Pon atención a las siguientes preguntas, ya que si respondes afirmativamente a la mayoría de ellas, es posible que seas un compradora compulsiva:

 

  • ¿Tu armario esta lleno de artículos que ni siquiera has estrenado?
  • ¿Le dedicas a este hábito más tiempo del que quisieras?
  • ¿Te sientes culpable después de haber comprado?
  • ¿Mientes si alguien te pregunta cuánto has gastado últimamente?
  • ¿Las compras te han ocasionado conflictos económicos, familiares o laborales?
  • ¿Compras cuando te sientes deprimido, cuando has tenido algún conflicto o alguna discusión?
  • ¿Adquieres productos por encima de tu nivel económico?
  • ¿Realmente consideras comprar algo que no usarás en un buen tiempo?
Para finalizar creo que pese a que gastemos la cantidad que gastemos, lo importante es disfrutar lo invertido. Porque como digo yo después de pagar todo lo que compro:
‘Seré pobre, pero al menos soy felíz’. ♡

Comentarios

comentarios

Fashionista Lolita buscando medidas no desesperadas a situaciones desesperadas Introducción. Cuando busque en el diccionario Dramma Queen, asegúrese de encontrar una foto mía.