Cosas que pasan cuando un Dandy ve a una Lolita…

En Columnas anteriores, he hablado entre varias temáticas sobre cosas relacionadas con la forma en que uno como Dandy imagina o ve a una Lolita, recapitularé un poco aquellas sensaciones con otras cuestiones.

El estilo Lolita con o sin el debate eterno sobre la Realidad del Lifestyle, trae a mi parecer por inercia, un poder que resalta la dulzura de una mujer, por muy ruda o poco femenina que pueda ella misma considerarse, esta ropa, estas imágenes e iconos, en una opinión muy personal, son el resultado de un equilibrio perfecto entre la búsqueda de la mujer por sentirse especial, ser auténticamente bella sin depender de la aprobación o el “qué dirán” y finalmente, ser una mujer dignificada por respeto y amor a sí misma fundamentalmente.

Viendo unos reportajes de televisión colgados en internet que han hecho sobre Lolitas en varios países, resalto uno de España con palabras no literales, donde el novio de una Lolita recalca que no puede poner en duda que cuando su novia viste aquellos atuendos exóticos, algo realmente cambia en ella, algo que la hace sentir feliz y dichosa.

Y son esos resultados, sumado al bonito símbolo que representa el Lolita de que chicas comúnmente grandes sientan en su corazón sea poco o mucho a una pequeña niña que ríe en un carrusel donde su imaginación e ilusiones no tienen límites, alejadas de la frustración, la derrota o la tristeza, las hacen realmente hermosas~, al punto que en una forma por lo menos simbólica, puedo decir que una Lolita resume lo que es para mí la mujer perfecta, por eso cuando he visto ante mis ojos a una mujer muy cercana a mi concepto de “perfecta”, o con grandes potenciales de serlo, le animo a vestir Lolita, a ser Lolita, no quiere decir que en todos esos casos trate de ligar, porque honestamente no es mi punto, mi punto, es simplemente suspirar ante la belleza que se manifiesta ante mis ojos y que percibe la mente y el alma…

Durante estos años como Dandy, a más de una chica les he dicho: “eres Lolita y no lo sabes aún”, ellas deben o debieron tomárselo como mi mejor cumplido, y no con vestir Lolita, ser Lolita o algo por el estilo, basta o es necesario para que sean perfectas en el sentido literal de la palabra… nadie realmente es perfecto, pero cuando se respira un ideal de perfección de alguna u otra manera, es como si ya lo fueras, aunque sea un sentido poético, pero no hay por qué sentirse mal ante esto, nadie nace perfecto, pero mientras más te esmeres, más cerca vas a llegar, quizá por eso es tan valiosa la perfección en el ser humano, porque requiere valor, esfuerzo y entrega.

Ver a una Lolita, es como cuando una persona está enamorada y vé a su prospecto entre flores y pajaritos y esas cosas, pero te das cuenta que las flores y pajaritos pueden ser hasta en el mismo print que les tenga estampados, y no necesariamente tienes que estar enamorado para verla de esa manera tan irreal… porque es real.

Comentarios

comentarios