Haciendo un cuello desmontable.

Para hacer un cuello desmontable necesitamos lo siguiente:

     – 1 pliego de papel micro

       – Lapicero

       – Escuadras

       – Curva francesa

       – ½ m de popelina o la tela que más gusten

       – Alfileres

       – Cinta métrica

       – Máquina de coser

     –  1 m de entretela adherible o tricot

       – Hilo

       – Agujas

     –  1 m de pasalistón

       – 1 m de listón de 1cm de ancho

    –  1 m de listón de falla de 1.5 cm de ancho

       – 2 m de tira bordada 

     –  1 botón de 1.5 cm de diámetro o uno más pequeño

Sobre el papel micro tracen una línea recta vertical y horizontal, sobre la línea horizontal se mide 21.3 cm más 1.5 cm.

Unos cuantos centímetros más lejos, escuadramos una línea recta hacia arriba, se miden 3 cm sobre esa nueva línea recta. A la mitad de los 21.3 cm y en los 3 cm, recargamos la curva francesa.

 

En la línea vertical del lado izquierdo, medimos 3 cm y trazamos una línea recta con su curva, tal y como la línea inferior, para que sean paralelos.

Dentro de la línea inferior, debemos medir exactamente los 21.3 cm más el 1.5 cm y marcar hasta dónde se acaba. En su línea paralela superior, desde la línea vertical derecha, medimos 3 cm hacia adentro, lo marcamos y se traza una punta redondeada con la curva francesa.

Ya que está nuestro “pie de cuello”, escuadramos desde la punta redondeada hacia la línea vertical izquierda y se traza una línea punteada, para empezar a trazar el cuello.

Después, se miden verticalmente 4 cm hacia arriba a partir de la línea punteada.

Se traza una línea horizontal con la escuadra y se coloca la curva francesa que descansará entre la mitad de la nueva línea y la punta redondeada.

Se escuadra una línea vertical hacia arriba, desde la base, interceptando en la línea de la curva sastre con la punta redondeada.

Después, midan su hombro, divídanlo a la mitad y con esa medida, lo marcan en la línea vertical a partir de los 4 cm.

Se escuadra horizontalmente hasta pasar 2.5 cm de la línea vertical que interceptó la línea de la curva sastre y la punta redondeada, se marca y se traza una nueva línea entre los 2.5 cm y la punta redondeada.

Se redondea el cuello con la curva sastre.

Y ya tenemos terminado nuestro trazo. Normalmente yo marco con color las piezas para no confundirme a la hora de sacar moldes.

Con el  papel micro calcamos las piezas con 1 cm de costura y lo ponemos en nuestra tela con alfileres.

Se corta una vez más la tela con los mismos moldes, tomamos una pieza de cada una para cortar la entretela, la pegamos con cuidado colocando un papel micro entre la entretela y la plancha y presionamos. Cada una de las piezas, el cuello y el “pie de cuello” deben estar entretelados.

Ahora, se toma el pasalistón y le colocamos el listón de 1 cm de ancho entre sus huecos para que nos sirva de adorno del cuello. Ustedes lo pueden poner donde quieran, pero para que se den una idea, yo puse el pasalistón cerca de las puntas del cuello, cosiendo lado a lado del pasalistón para que no se maltrate el listón que lleva atravesado.

Luego, midan la orilla del cuello y multiplíquenlo por 2, esa será la medida de su tira bordada. Ya que tengan su tira bordada con su medida, se le pasa una puntada larga para luego plisarla.

Ya que está plisada, se acomoda con alfileres en la orilla del  cuello, dejando 1 cm en la orilla sin adornar.

Luego se cose la tira bordada en el cuello.

Después, se le pone la otra pieza de cuello encima, para coser todo junto a la orilla a 1 cm.

Se voltea, se hilvana y se plancha para pasarle una costura en la orilla.

Y ya casi está nuestro cuello, si gustan, pueden adornarlo un poco más.

Se toman 10 cm de listón de falla de 1.5 cm de ancho, se dobla y se cose a 1 cm formando un aro.

Se frunce por el ancho y se cose.

Y con otro trocito de listón de falla, envolvemos el centro y lo cerramos con puntadas a mano y tenemos un moñíto para ponerlo al final de cada pasalistón, cosiéndolo al cuello con puntadas a mano.

Se toman las dos piezas que forman el “pie de cuello” y se cosen a 1 cm toda la orilla; excepto la parte superior, como se muestra en la foto. Donde puse alfileres  es por donde se debe de coser.

Después de coser a 1 cm se cortan las puntas sin pasarse de la costura para que se pueda voltear mejor.

Se voltea y se plancha.

Ya que esté planchado, se toma una orilla abierta del “pie de cuello”, se voltea el cuello y se cose el “pie de cuello” al cuello a 1cm, justo donde se ven los alfileres.

En las orillas, se toman las puntas.

 Ese trozo de tela debe de voltearse, envolviéndolo y se cose con cuidado un pequeño tramo a 1cm.

Y luego se voltea, para que obtengan un resultado como en la foto.

Se repite la operación con la otra punta. Ahora, se plancha la costura que une el “pie de cuello” con el cuello.

Para cerrar el “pie de cuello” con el cuello, se miden 9 mm de la otra orilla que quedó suelta y se dobla hacia adentro, cubriendo la costura inicial del pie de cuello y se sostiene con alfileres.

Y luego lo hilvanan.

Voltean el cuello y cosen donde hilvanaron, de tal modo que cierre el pie de cuello.

Ya está casi todo el cuello desmontable.

Sólo falta hacerle el ojal (si no saben o no recuerdan cómo hacer un ojal, en mi tutorial “Haciendo puños desmontables” están los pasos a seguir).

Y el botón (también están los pasos en el tutorial previamente mencionado).

Se cierra el cuello abotonándolo con el “pie de cuello” alrededor de nuestro cuello, con el pasalistón hacia arriba y ya toma forma.

Comentarios

comentarios