Lolita por un día: El poder de un Hada Madrina

 Muchas veces hay esos momentos donde te topas con amistades cercanas, viejas, nuevas o aquellas que casi no conoces que se interesan en lo que tú eres, en lo que haces y sobre todo como te vistes. Al ser un tipo de vestimenta muy particular, elegante y de ensueño suele atraer a muchos curiosos pero, los mejores momentos son cuando te ven tan feliz, sumida en cómo te sientes que esas personas lo notan y siempre sale el comentario casual:

“Me gustaría algún día vestirme así”

Se sabe en ocasiones, y otras Lolitas han experimentado que este mensaje prende una gran idea en tu cabeza, una emoción en tu cuerpo y no puedes evitar responder: Me encantaría vestirte. Así lo que antes parecía una simple admiración y un momento lleno de curiosidad se convierte en una historia parecida a Cenicienta, donde tú eres el hada madrina y esa chica es el lienzo esperando un día de fantasías hecha realidad.

“Fue la primera vez que Isa me vistió e invito a participar con ella. Me llamo muchísimo la atención la cantidad de detalles de pos trajes y lo elaborado de hacer un combinado”

En mi experiencia personal, he tenido y aún sigo teniendo la oportunidad de poder vestir a personas cercanas a mí, así como ofrecer la invitación y que sea bien recibida y motivada a llevar a cabo. Y si aún no te has motivado a ser de Hada madrina, estos consejos podrán ayudarte:

  • –        Escucha: Siempre es muy importante escuchar a la persona que será tu lienzo, sus gustos, estilos y colores pueden ser algo diferentes al tuyo y el gran secreto de que deseen formar parte de este mundo es que sientan la felicidad y comodidad que tu sientes al momento de vestir Lolita.
  • –        Accesibilidad: Debido a que toda persona es tan variada en formas y cuerpos, no todas las prendas que tienes podrán quedarle, así que tras haber escuchado; piensa que contenido de tu armario podrás usar para cumplir su deseo y si hace falta algo, siempre puedes contar con esa persona: te ayudará a hacer más fácil el camino.
  • –        El momento: Muchas de estas personas, son aquellas que tienen timidez de salir en público vestir de esta manera. Así que lo mejor es ofrecer una opción de un espacio donde todos sean o estén en un ambiente alternativo como tú. Ejemplo: una convención, una reunión temática, etc.
  • –        Instruye: No pienses que por el hecho de que quiera vestir Lolita, sabrá a ciencia de que trata esto. Siempre responde su curiosidad con amabilidad, y dale conocimiento de lo que trata de manera casual mientras le muestras o vistes. Esto afianzara su confianza y se sentirá más cómodo contigo.
  • –        Incluye: Ya en el momento de estar vestida, incluye a esa persona en todo lo que haces, hazle sentir como si estuviera en su propio ambiente, por miedo a equivocarse o a ofender pueden causar que se retraiga.
  • –        Disfruta: Se natural, no te vanaglories de tu trabajo pero si siéntete orgullosa; siempre dejando a la mano de disfrutar. Verás como la experiencia final será más gratificante.

“Me sentí muy femenina y elegante al mismo tiempo, aunque al ser la primera vez, estaba bastante nerviosa ya que llegué a pensar eso no iba con mi personalidad, al tener puesto el atuendo por un rato más me fui sintiendo cada vez más cómoda”.

“¡Me sentí muy cómoda! Creía que por llevar muchas cosas encima sería muy aparatoso y resulta que me equivocaba”

6

En ocasiones logre ser hada madrina fue para dos amigos míos –Si, hombres- fue un momento muy divertido y dinámico, porque el Brolita siempre ha sido muy escaso y ellos fueron los que deseaban usar los trajes Lolita. Su experiencia final dejo comentarios positivos de querer volver a vestir Lolita en otra ocasión, su comodidad y felicidad era tanta que lograron confundir en varias ocasiones a asistentes del evento creyendo que realmente eran mujeres siendo Lolitas y no Brolitas. Me hicieron reír como nunca y tal como dijo un al final: “fue muuuuuy cómodo y desee ser mujer para poder usar falda todos los días de mi vida JAJAJAJAJA es lo más cómodo que he usado hasta ahora”

“Me gusto investigar más profundamente la cultura, leí muchas publicaciones, archivos, comentarios de “expertos” y cosas por el estilo”

Así que lo más importante del poder de un hada madrina, es causar todas esas emociones que te causa el Lolita, no solo en el momento de vestir a alguien y que comparta tu mundo, sino al momento de conocer más a esa persona y compartir. Ya que a lo largo, te topas con historias de la vida de cada uno, personas que antes odiaban usar vestidos pomposos o siempre preferían estar en pantalones y sudaderas antes que un vestido o personas que nunca se han sentido lo suficientemente femeninas y quien sabe, motives a que se emprendan por un nuevo camino e incluir a una nueva compañía en el mundo Lolita.

“¡Volvería a hacerlo una y mil veces más! me gustaría incluso poder tener mis propias cosas”

Y es bueno conocer sus historias y saber que respetan lo que tú eres y se interesan al punto en donde desean así sea por un día vestir lo mismo que a ti te gusta para poder experimentar algo nuevo o una sensación que ven todo el tiempo en ti. Pero, lo más importante de toda esta experiencia creo que es conocer nuevos aspectos de una persona, nuevos gustos y crear nuevos momentos, porque son esos recuerdos los que motivarán a que más personas o las mismas personas deseen a que tú seas su hada madrina y hagas su cuento por un día, realidad.

Ahora dime ¿Te gustaría a conocer el poder de un hada madrina?

2

Comentarios

comentarios

Arquitecta / Cosmaker & Cosplayer / Diseñadora y Modista independiente de Golden Windrose / Staff de comunidad "El palacio de las orquídeas" / Staff: Jefa en redacción de la revista "Lolita Snaps" / Soñadora, risueña y romántica.